Imágenes con frases de Albert Einstein para descargar

En 1932 Einstein intercambió unas cartas con Freud que se inmortalizarían. ¿Por qué la guerra?, así se las llamó. Un cúmulo de sabiduría política, psicoanálisis, guerra y pacifismo. Así son las cosas. ¿Y qué tiene que ver ese epistolario en medio de conflagraciones bélicas con el gran científico? En rigor de verdad sirven para sopesar que el hombre nacido en el Imperio Alemán no era solo un erudito en física, astronomía y cosmología, sino que también podía conocer y tener un sentido fino de la realidad más acuciante. De ahí que realicemos este posteo con frases suyas para descargar e ideales para pasar un buen rato ¡Imperdibles sentencias de Einstein!

Imágenes con frases inspiradoras de Albert Einstein

El imaginario social a veces nos dice que los físicos son excesivamente abstrusos, que su sabes está destinado a ciertos elegidos y nada más. Pero no tiene que ser así, sobre todo porque su sapiencia se dirige por múltiples caminos y formas. Einstein es un buen ejemplo de ello.

Siempre es bueno aprender. Da felicidad, juventud, sentimos que aire fresco ingresa en un cuarto ya viciado hace tiempo. Nada nuevo surge sin esfuerzo, pero cómo vale la pena intentarlo.

Einstein era un sabio total. Solemos dividir a esta clase de intelectuales en compartimientos, cuando en rigor de verdad se pueden sentir como peces en el agua en campos muy disímiles. Einsten tenía una buena formación política, psicoanalítica y hasta filosófica.

El mundo no tiene tanta lógica a veces y por eso el científico neto se siente casi asfixiado cuando llega a las ciencias sociales, tan caóticas.

Siempre es bueno tener una/as frases de cabecera. Reflexionar con ellas, verlas del anverso y reverso, utilizarlas, aplicarlas en la vida o simplemente maravillarse con ellas porque son geniales. Aquí te dejamos una buena cantidad de ellas.

Teoría de la relatividad general, especial, comienzo de la ciencia cosmológica y mucho más. Cuestiones tan complejas que nos asombran, pero también una sabiduría práctica mucho más accesible.

Un transeúnte se topa con Einstein y le pide que le explique la teoría de la relatividad. El científico lo hace y el pobre interlocutor no entiende. Vuelve a intentar el primero una, dos, tres veces y no hay caso. A la cuarta, como acto prodigio, el paseante comprende. “Muy bien amigo, pero eso ya no es la teoría de la relatividad”, retrucó Einstein. Así son las cosas: lo complejo es imposible de simplificar.

Como lo que contamos anteriormente: hay cuestiones irreductibles en complejidad.

El esfuerzo puede llevarnos a cimas imposibles al principio.

¿No nos ha pasado alguna vez de asombrarnos de nosotros mismos por la destreza adquirida en un arte? ¿No es acaso maravillosa la capacidad de aprendizaje? Obviamente que lo es, además de servir como acicate para nunca quedarse con las manos cruzadas.

Pensar es el acto más revolucionario que podemos cometer.

Las frases de Einstein nos sorprenden por su agudeza y simplicidad.

La vida tiene muchas incógnitas o dilemas de difícil resolución. Nosotros, por otro lado, venimos al mundo tan desarmados, tan carentes de respuestas que es difícil no observar al mundo con ese asombro y zozobra.

Tal vez ya no haya palabra revelada; tal vez todo sea esfuerzo, sudor, trabajo humano “Te ganarás el pan con el sudor de tu frente”, una frase que sintetiza muchas cosas ¿Alejamiento de Dios?

Los resultados iguales implican muchas veces intentos de soluciones iguales. Eso es ser lógico, eso es buscar contrastes, identidades y contradicciones. Pero el hombre hace estallar cualquier lógica, además que ésta no deja de ser un producto humano.

Abrir la mente como el paracaídas más grande del mundo. Un prodigio al alcance de cualquier persona.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *