Imágenes con frases de feliz fin de semana, alegres y positivas

Somos animales del contraste, funcionamos a veces por oposición porque solo a partir de la diferencia notamos las distancias entre una cosa y otra ¿Y cuál es el hermano, la cara inversa del esfuerzo y el trabajo? Seguramente lo será el disfrute, el goce, la posibilidad de hacernos a nuestras anchas, de crear deseos y satisfacerlos, de volvernos autónomos de una manera más importante por unas cuantas horas o, los más bendecidos, días. Esa es la funcionalidad del fin de semana, que se vive como la llegada a una meta tras enormes denuedos en la carrera. Te presentamos, entonces, imágenes con frases de feliz fin de semana para descargar ¡No te pierdas el posteo!

Imágenes con frases de feliz fin de semana para descargar

Los fines de semana son para descargar, para tener cierto nivel de autonomía, para cumplir designios propios y ajenos de seres queridos, cercanos. Aquí le queremos dar una grata bienvenida al fin de semana que llega, por eso te presentamos estas hermosas imágenes para que disfrutes.

No se puede funcionar al 100 por ciento sin descansar. La misma experiencia nos dice que cuando no damos más de exhaustos hasta lo sencillo se hace sumamente complejo. Es así: nos faltan energías hasta para lo mínimo. Por eso, en ese sentido, está bueno poder recargar energías; el ocio en su justa medida es imprescindible.

Todo en su justo medio. Era una premisa griega, una petición de moderación; porque los extremos puede que sean malos y nos lleven a sitios pocos gratos.

Se dice que es mejor ser antes que tener, porque nosotros mismos somos lo más sustantivo, ese centro que nos acompañará a todas partes. Así que mejor amigarse y tomar, en este caso específico, los descansos indispensables.

Seamos un destino, pensemos que lo que queremos ser y que suceda, sea. Dicen que Dios con solo pronunciar transforma el verbo en realidad. Nosotros, simples humanos, debemos trabajar mucho, ganarnos el pan con el sudor de la frente; pero, naturalmente, las metas podemos alcanzarlas.

Los domingos son también parte del fin de semana, quizás el día de descanso por antonomasia. Porque en los restantes hay cierto frenesí y un movimiento frenético; pero en aquel todo es sosiego, descanso, tranquilidad, tomarse un tiempo y cuestiones similares.

Los sábados son también bellos, porque cada día tiene su fabulosa particularidad. Eso es lo maravilloso de la vida del hombre: nada se repite, incluso los largometrajes más análogos se diferencian ¿Podemos hastiarnos? Sí, pero eso en espíritus complicados.

Descansar para arremeter mejor, de eso se trata. Es indispensable un respiro, un descanso, cierta espera para retomar los proyectos más sustantivos de nuestra vida. Hay que ser estratégicos en estas cuestiones: aunque suene raro, a veces la demora y el detenimiento proveen de mayores crecimientos.

Y se puede holgazanear ¿Hay que ser productivos? No necesariamente; porque justamente ahí está la belleza del fin de semana: cada quien hace lo que quiere o, mejor dicho, lo que puede.

Tomarse un tiempo, pensar las cosas dos, tres veces, poder rompes la vorágine de la existencia un segundo y ver dónde se está parado. Son cuestiones importantes o también perderse en pensamientos menos lóbregos o grávidos en responsabilidades. Tenemos derecho al juego, al descanso, a la parsimonia, naturalmente.

Y si es fin de semana todo es sinónimo de disfrute. Sabrás apreciar el ocio cuando te lo has ganado ¿Serían buenas las vacaciones o tendrían el mismo sabor si fueran eternas? No, nos aburriríamos, eso sí sería hastío. El descanso se disfruta por oposición. Como se decía antiguamente: nada más rico que la comida bien ganada, aludiendo a la caza.

Ocio para hacer lo que queramos. Una sensación extraña emerge, porque a la mayoría de las personas se las atiborra de tareas, de efectos y menesteres. Pero de golpe eso desaparece, un instante, para luego continuar. Nos producen cautos; pero así son las cosas.

Sin descanso no se rinde más; al contrario ¿Y tú qué piensan hacer este fin de semana? A veces las tareas surgen en la espontaneidad o no hacer nada también es un modo de realizar, claro está.

Luego de una carrera vemos la meta, la saboreamos; ya no importa tanto cómo llegamos. Tal vez el decoro se haya perdido; queremos el término, lo anhelamos. Así se cae en los fines de semana: algunos sumamente descansados; otros atiborrados de menesteres y sumamente endebles para el porvenir.

Dormir, ver el techo, una película, recuperar una amistad que abandonamos hace rato, un libro que dejamos a mitad de camino; el ocio es tan necesario como estar ocupado.

El ser humano es un animal particular: necesita del entretenimiento e incluso en lo serio logra muchas veces encontrar su cuota lúdica. Es que el hombre por sí solo se hastía, se aburre, queda en su alma el peso de la vida, con todas sus consecuencias. Solo en la persona absolutamente libre, decían, caían los interrogantes verdaderamente sustantivos.

Entonces el hombre es un animal que se hastía y eso puede suceder en el fin de semana. Vamos a tratar que no y que disfrutes desde comienzo a fin semejantes jornadas. Es cuestión de ser positivos, planificar o tan solo mecerse como el viento. El cuerpo, en definitiva, dirá lo que desea.

A veces es bueno tomarse un respiro, porque sirve incluso más allá del mero descanso, totalmente indispensable. Las preguntas de peso surgen cuando no hay nada que hacer o lo que se realiza posee cierta liviandad ¿ Estamos contentos con lo que vivimos? ¿El amor nos sonríe? ¿No es hora de cambiar algo? La mente se ocupa, y a veces no se la detiene con nada del mundo.

Sacarnos por un momento las cadenas del trabajo. El trabajo dignifica, dicen algunos; otros lo consideran una mera esclavitud. Puede haber un punto medio, que no quite la felicidad en una labor tan larga y que realizamos a diario; pero que nos haga pasibles del ocio, de solazarnos ante lo que se viene.

Lo prolífico de las oportunidades es lo que nos mantiene abiertos y felices ¿Qué puede ser en el fin de semana? Tantas cosas que ni siquiera podemos imaginar; y si hay algo de orden es gracias a nuestro designio.

Te damos una multitud de imágenes para que las disfrutes solo o acompañado, descargando, compartiendo, incluso dedicando. Pueden servir muy bien como un pequeño presente a esas personas que sabemos que necesitan y ven con excelentes ojos los fines de semana. Al fin llegó y es hora de disfrutar con todas las ansias.

Lo fugaz tiene su belleza por lo inesperado si es lindo; pero a veces sentimos que lo grato se escapa, que no podemos asir con mano fuerte eso que nos da tanta alegría ¿Es que la felicidad para que sea debe ser efímera? ¿No soportamos de manera continuada esa sensación de plenitud sin igual? Al parecer muchos no; aunque siempre hay una pequeña forma de escapar a tal tesitura: estar bien preparado.

Alegría y felicidad para todos, porque los corazones contentos tienen demasiado con sí mismos; no se ocupan en maldades ni en cuestiones baldías con terceros. Hay mucho en este mundo que somos.

Abre las manos y deja que la vida te sorprenda, siempre, claro está, con la mejor disposición.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *