Imágenes de Semana Santa con frases, pensamientos, reflexiones y oraciónes

Toda religión tiene su liturgia bien establecida, por lo menos cuando nos referimos a los monoteísmos clásicos. Un credo no es una mera cuestión de meditación, recogimiento, reflexión (por más que lo comporte), sino también de desarrollo de ceremonias y celebraciones. Digamos que es su extensión espacial, donde los feligreses se juntan, recuerdan sucesos extraordinarios y actualizan su piedad. En relación a ello te presentamos imágenes de Semana Santa con frases, pensamientos, reflexiones y oraciones. Un material increíble que no hallarás en ningún otro sitio, además de una buena preparación para la festividad.

Pensamientos y reflexiones para Semana Santa

Estar cerca de Cristo, de eso se trata. Actualizar la piedad, una y otra vez; rememorar, aunque parezca redundante, que somos sus criaturas y en tanto tales tenemos grandes responsabilidades. Semana Santa es posiblemente el conglomerado de liturgias más importante del cristianismo y en este posteo desandaremos imágenes, reflexiones y mucha información.

 

Una festividad prolongada, con todo su calendario y rigurosidad. Aquí tienes todo bien divido para saber qué debes realizar.

Cada objeto, cara rito, bien desarrollado y explicado. Para que no te agarre desprevenido Semana Santa y hagas todo correctamente ¿Por qué el ayuno? ¿A qué se debe la prohibición de carne? ¿Cómo se reparte el calendario? Todo aquí.

Cristo nos redimió a todos en la cruz, por ende ser cristiano es crear un vínculo sagrado y llevar un contrato sacro de respeto a todo.

Semana Santa es una excelente ocasión para juntarse en familia y que el regodeo este ligado a la liturgia. A estas celebraciones no hay que verlas como algo gris u opaco, sino todo festividad, alegría, ya que en definitiva la Semana Santa marcó el ser de Cristo, nuestro Señor.

El espíritu y la carne, eterno motivo de múltiples religiones y filosofías. La carne como lo pasional, lo irracional, la prisión, el mundo de las apariencias, lo ambiguo; el espíritu como la verdad, la luz diáfana, lo inclaudicable, el no pecado, lo inmaculado y absolutamente puro.

Somos espíritu y desdeñamos la carne. Porque la carne es lo gravoso, lo que nos arraiga con lo simplemente terreno; en cambio el espíritu es lo común con Dios, es lo divino en nosotros, lo eterno, lo que nunca puede sufrir mácula. Por eso debemos ser los mejores cristianos que podamos: para desarrollar la parte ponderada.

Feliz por todos lo que nos das ¡Gracias, señor!

Un buen Cristiano es el que sigue la liturgia al pie de la letra. No una interpretación propia, sino la verdadera.

Frases cristianas para la Semana Santa

Dios nos dejó a través de sus profetas y apóstoles excesiva sabiduría. Pero no simplemente para gozar de la sapiencia (una especie de concupiscencia), sino para glorificar su nombre y ser cada vía mejores individuos.

La misma existencia de Dios nos dice que el hombre es perfectible. Nunca te des por hecho; siempre mejora, supérate como buen cristiano.

Si el prójimo como concepto tiene algún asidero, nuestro amor no puede estar reducido a un círculo íntimo.

Las enseñanzas de Cristo son vitales: ser lo mejor que podamos en esta vida, para gozar de las mieles ultraterrenas.

Misericordia, conmiseración, amor, respeto, abnegación, pasión pero por las enseñanzas crísticas. De eso se trata, aunque a veces se quiera realizar o pensar de forma abstrusa la religión.

Sigamos con fe, porque ella mueve montañas, logra que todo sea posible. Es que estamos conectado con algo que va más allá de nosotros, nos sentimos criaturas divinas, hijas del más grande de todos.

Amor por doquier, esa es la premisa.

Si sigo en pie, es por el Señor. Todo lo que obtenga, todo lo que gane, es por Él. Bendita tu eterna misericordia y sabiduría.

Que el corazón siempre hable, que el auténtico amor fluya. La palabra con Dios no es ningún comercio, solo un acto de gracia de Él hacia nosotros.

Oraciones para Semana Santa

Aquí te dejamos una enorme cantidad de oraciones de toda clase: para la noche, para los esposos, ligadas a la Virgen María y muchas más. Distintas maneras con el mismo objetivo: comunicarnos con nuestro Señor.

Señor, necesitamos tu gracia y fortaleza para que el encuentro sacro de dos personas en matrimonio sea fructífero, alejando cualquier maldad y pecado que pudiera acaecer. Escucha nuestra palabra, observa la apertura de nuestra alma, la cual anhela algún día volver a tu seno enorme, inmenso, inmortal.

Con Dios no hay comercio alguno, porque la distancia es absoluta. Sólo debe haber respeto, veneración y mucho amor.

Él siempre nos escucha porque es poderosos, omnisciente, omnipotente, un ser creador de todo. No podemos cavilar siquiera lo que es tener esos atributos, que Él los posee y más.

Dios está en nuestro corazón. Nunca lo olvidemos ni los desviemos del camino. El pecado puede atraer porque saca ventajas ilusorias y prebendas efímeras. Pero eso es todo mentira, perfidia y perdición.

Seamos buenos corderos de Cristo. Y la metáfora no es vana: todos somos criaturas ante sus ojos, salidas de sus manos expeditas y llenas de sabiduría. El hombre tiene un enorme peso ontológico gracias a esto.

No hay mayor tranquilidad que saberse parte de un plan divino, de comprender que todos somos parte de todo y que la vida tiene un sentido absoluto. Una mejor nos espera: eterna y llena de pureza. Se siempre buen cristiano, querido lector.

El nos redimió del Pecado Original, el nos salvó. La vida eterna es nuestra gracias a sus denuedos y sufrimiento.

Conectarnos con Dios, de eso se trata la oración.

La familia reducto sagrado, lugar de creencias.

Importancia de la Semana Santa

La Semana Santa tiene una importancia vital en la liturgia cristiana. A grandes rasgos, trata de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Es decir, hablamos de un calendario perfecto que siguen las peripecias de lo que ya son más de 2000 años. Cristo nos redimió con su muerte de los pecados. Como Dios es justo no bastaba un simple perdón, sino un sacrificio divino, de ahí la muerte de una reencarnación de Él, ya que en definitiva la trinidad está compuesta por Jesús, Dios y el espíritu santo. Una hipóstasis de lo mismo (sería una aberración hablar de tres divinidades).

Una festividad que se desarrolla según el año entre marzo y abril, que inicia en el Domingo de Ramos, con la entrada del Señor a Jerusalén y la aclamación del público, y termina con el Domingo de resurrección, con el milagro hecho carne, la vida luego de la muerte ¿Y la importancia? Es total, inconmensurable. Porque si bien todos los pasajes son fundamentales en el Nuevo Testamento y la liturgia del cristianismo es amplia, aquí hablamos de sucesos que hacen ser lo que Jesús es: divino, uno con el padre de todos, Dios. Hablamos de una actualización constante de los creyentes de ese acaecimiento vital, digno de recuerdo sin lugar a dudas y con un presente absoluto porque la liberación de los pecados y la vida eterna son consecuencias de la gran Pasión.

Agradecimiento y buenos accionares, eso debe tener un buen cristiano. Todo lo bueno que seamos lo tenemos que ser siempre, aunque una celebración como la de Semana Santa nos lo recuerda. Un sufrimiento que no sea en vano, un dolor que se multiplique, finalmente, en amor eterno.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *