Imágenes con Frases célebres graciosas y divertidas

¿No sentimos que a veces nos tomamos demasiado seria la vida? Cualquier cosa es una ofensa, las mínimas tareas exudan frialdad, todas las tareas poseen un rigor inaudito y cuestiones por el estilo ¿No es excesivo? Y esto no quiere decir que seamos pueriles, tontos, triviales o cuestiones por el estilo, sino que a veces la sonrisa es la mejor consejera. Digamos que preferimos un filósofo que ríe que uno que llora, que aprendemos, en definitiva, que la alegría cuenta con madurez y sapiencia. En eso nos basamos, por eso te mostramos imágenes con frases célebres graciosas y divertidas. Una buena cantidad que te encantará ¡Imperdible!

Imágenes con frases graciosas

Es bueno reírse más seguido, casi sin parar. Toparse todo muy serio puede llegar a ser malo, aburrido, dañino para la salud. Aquí queremos darte una ayuda, por eso te llenamos de frases graciosas, célebres hilarantes, con doble sentido y algunas incluso con sarcasmo así disfrutas mucho.

 

Lo bueno del humor es cuando nos toca, cuando se habla de un tópico que nos pasa tan cerca que no podemos menos que esbozar una sonrisa. Ese nivel de identificación, de encontrarse en una coyuntura calamotisa e hilanrante lo es todo.

Es que hay una sabiduría en la risa: quien ríe mucho se siente más allá de los dilemas, como por encima o simplemente se da cuenta que no son tan graves las cuestiones, que todo, realmente todo, posee alguna solución. Es importante para el ser humano aprender a desgajar lo sustantivo de lo que no lo es. Sí, necesitamos una especie de criterio a cada paso que damos.

La seriedad en nuestra sociedad siempre ha ganado más adeptos. Serio es maduro, serio es sesudo, serio es quien se toma las cosas en serio, por más que sea una redundancia pasmosa. Sí, lo gris viene bien, da seguridad; cuando la alegría del hacer puede ser igual de productiva y tomar nota de un espíritu contento y realizador que la lleva a cabo.

Dicen que la ironía es la perfecta manera de decir a queriendo insunuar b, porque b por lo general no se puede decir. O, en algunas cuestiones más ácidas, anunciar b sin ningún tapujo, con todo lo acerbo que conlleva; pero de una manera graciosa para que se entienda así. Cuestiones humanas que tenemos en cuenta, que esgrimimos muchas veces sin percatarnos.

Situaciones típicas, arquetipos en modos de actuar, modelos. Sí, el ser humano suele ser un poco recurrente en su humor ¿Pero eso es malo? ¿Importa si a la vueta de la esquina dejamos los mismos aparejos, vueltas o ademanes? Para nada; así que utilicemos el humor cuando sea, porque nos hace bien, da paz en nuestro interior, nos ayuda a olvidar problemas o incluso a resolverlos de mejor modo.

Funcionando con el contraste. Si avisas, es imposible que no haga el otro lo que justamente adviertes que no desarrolle. Sí, el ser humano es sumamente curioso en ese aspecto y también generador de una situación más que provechosa para desenvolver gracias y jocosidad de todo tipo.

La ridiculez también viene muy bien porque es llevar al extremo una realidad, hacerla tan fuera de lugar, sobremanera descolocada, que no podemos más que reírnos realmente. Dietas, viajes, relaciones, un poco de todo. Hay algo muy positivo de quitar sonrisas de lo malo, de lo que duele. Para hacerlo también se tiene que haber aprendido mucho o poseer un espíritu bien resuelto.

Las ocurrencias del ser humano son infinitas, por eso podemos decir que el humor nunca se podrá apagar. Siempre tomando de todos lados, siendo muy coyuntural porque justamente son esas tesituras las que le dan de comer. Tomar frases remanidas para darle nuevo uso, ser ácido, un poco soez, exasperante, jugar con el doble sentido, la ironía y una batería más, enorme para generar en el otro el efecto indicado.

El amor siempre es un tópico serio. Serio porque nos puede salir mal, serio porque consideramos que vale la pena tomárselo así para que cualquier proyecto de cupido salga realmente bien ¿Y si nos reímos un poco? No es negativo. Es más: tampoco la risa debe ser reservorio de un pasado que fue, sino que puede aportar alegría al presente y al futuro.

Hay una tendencia a pensar que si el humor toca lo que ya fue es mejor. Sería el mejor venerador de cadáveres porque por ahí nos sentimos un tanto sensibles para soportar sus garras. Sin embargo, si somos menos hostiles, rígidos y rigurosos, vislumbraremos que de una carcajada, incluso contra uno mismo, siempre sale algo bueno, positivo, una flamante forma de mirar y encarar la vida.

Este posteo tiene un claro objetivo: que te diviertas. Tal vez no pasas un buen momento (siempre transitorios), te sientes hastiado, cansado, aburrido, timorato o lo que sea. A veces es cuestión de encontrar estímulos para salir adelante, acicates que nos hacen realmente bien porque sabemos que con una formidable actitud cualquier cosa es posible.

Esa tendencia a guardarse cosas, a no decirlo en el momento exacto por ponderar personas, coyunturas o intenciones. Nos hacen sacar subtítulos de los más variopintos, nos convertimos en un largometraje extranjero de nosotros mismos.

La bebida también puede ser foco de gracia y, si caemos bajo espirituosos efluvios, receptos de enormes risas. Sí: la vida está para ser alegres, divertirse, pasarla realmente bien ¿Cuándo nos dijeron que el sufrimiento era un objetivo? ¿Que la seriedad sempiterna es la cuota del triunfo siempre? En todo caso, seamos un poco atemperados, dándo a nuestras vidas una buena cuota en cada jornada de jocosidad y gratos episodios. Este posteo busca ayudarte en eso.

La risa es lo más económico que existe. Y no lo decimos solo por el hecho de que nadie te cobra por una sonrisa propia (salvo que seas un asiduo a shows caros o el fisco se vuelva loco en un futuro), sino porque utiliza, reutiliza, esgrime siempre flamantes coyunturas, toma prestados de los tópicos más variados, entre otras cuestiones. Se puede tomar siempre el humor.

Lo disparatado obviamente también es parte. Es que romper con los esquemas de percepción y resolución funciona muy bien. Esgrimir una situación, plantearla y luego llevarla al paroxismo de lo ridículo, cuando en realidad se esperaba otra cosa. Sí, el humor es un genio de la expectativa porque siempre la transforma.

Siempre le hemos querido dar un sentido a la vida por medio de Deidades. Es que nos da mucho miedo aceptar que tal vez el único sentido o función se la damos nosotros, los que vivimos este largo peregrinar no sabemos a dónde. Pero lo que es claro es que si los cometidos los imponemos, mejor que la felicidad sea la protagonista de todo este entuerto.

La felicidad es algo demasiado enorme para uno, y si podemos emparentar el humor a la primera, la respuesta es obvia: nos reímos más fuerte con nuestros seres queridos. No hay nada más hermoso cuando el prójimo que tanto queremos devela, conoce de memoria nuestras alegrías y maneras de acceder a las sonrisas.

Romper con una expectativa racional; salir con una solución descabellada. Una de las múltiples maneras de reír con estas frases hermosas y jocosas.

Esperamos que el posteo haya sido de tu agrado, querido lector.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *