Imágenes con frases de motivación de Wayne Dyer

La motivación es una savia eterna del ser humano. Eterna porque siempre debe permanecer a su lado; humana porque hace a su vitalismo, a sus ganas de salir adelante, siempre superándose ¿Cómo se siente la superación? La superación nunca será un camino llano, sino un romper obstáculos; es decir, necesitamos alguna resistencia en la vida para saber que existe un progreso con esfuerzo. Dyer lo supo desde su juventud, enfrentándose a flagelos que cualquier ser humano puede tener, de ahí que su psicología sea de la trascedencia, de los límites rotos. A continuación te presentamos un buen número de frases sobre la superación al respecto.

Imágenes con frases de motivación de Wayne Dyer

Una psicología sin límites o que plantea nuevamente los límites del ser humano ¿Qué es un límite? Un sitio en el que no podemos ir ni siquiera, un más allá inexpugnable con el cual nos topamos como un tabique ¿Qué hacer? Trabajar la mente para darse cuenta que esas limitaciones son absolutamente innecesarias, superables, fáciles de romper. Dyer nos aclaraba eso con su psicología de la trascendencia.

Nada de centrarse solamente en la cuestión patológica, en no romper ese esquema que divide seres normales de enfermos. No, en rigor de verdad, tal vez, solo hallemos una continuidad entre esas dos supuestas categorías, un mar inconmensurable de grises que se confunden de una manera terrible; un delirio báquico, al fin y al cabo.

¿Esperar el milagro? No, mejor dicho, hacer el milagro. Porque para este psicólogo la espera nunca puede ser pasiva, silenciosa, taciturar; sino todo lo contrario: activa, accionante por antonomasia. De algún modo todo lo posible, lo que se puede pensar como verosímil, es capaz de tener asidero en la realidad. Esa es la premisa que debemos incorporar de una buena vez por todas.

La sociedad muchas veces nos dice que compitamos, que nos sometamos a un agonismo sin cesar frente al otro. Semejante visión no es algo nuevo, ya que, por ejemplo, la Grecia Clásica era sumamente competitiva. Sin embargo, aquí Dyer nos reclama una actitud diferente, una posición de mejora en relación a uno mismo, ya que solo el yo propio es controlable, perfectible. El resto importa, claro que sí, aunque en otro sentido.

Ver También   Imágenes con Frases Positivas para comenzar el día

Las emociones no deben controlarte. Semejante frase ya tiene un sentido claro: somos seres emocionantes, no podemos soslayar la pasión en nuestro ser ¿Qué hacer? Elevarse por encima, trabajarlas, regularlas; aunque no sea más que con el peso o contrapeso de otras emociones. La ecuación, por lo tanto, es muy sencilla. Aquí te brindamos una psicología de la motivación y una buena cantidad de frases para obtener esa energía inicial.

La ignorancia es innata al ser humano. Sí, seguramente muchos lectores fruncirán el ceño; pero la verdad no se extirpa de todos modos. La cuestión esencial, justamente, es no comprender esa ignorancia como algo malo, sino como un acicate para remendar, progresar, entender lo pequeños que somos cognitivamente. Pero tenemos que saber que somos ignorantes, el reconocimiento siempre será el primer paso.

El placer siempre se buscará; la alegría será un eterno sueño en las mentes más atribuladas y también en las tranquilas. Hay que seguir siendo hedonistas y ser hedonistas es buscar lo positivo con las herramientas que tengamos y en la tesitura en la que estemos. Es muy simple todo realmente; si vamos más allá de esas premisas es cuando comienzan, inicial sin tregua, los dolores del alma más profundos.

No negaremos la realidad: cerramos los ojos y esa piedra en frente nuestro sigue existiendo. No, la objetividad existe; pero tú vives en un cuerpo con determinada mentalidad que lo domina, ergo, ese mundo se abrirá de distinta manera de acuerdo estés triste, feliz, agobiado, taciturno, energético, frenético, etc. Por lo tanto, el ego siempre será sumamente importante; hay que trabajarlo como dé lugar.

Ver También   Pensamientos positivos para vencer la tristeza

Cree en ti y nada habrá fuera de tus posibilidades. Parece una frase hecha, de esas que se vislumbran en cualquier revista o periódico; pero no es así. En rigor de verdad, cualquier creencia que sostengamos va a tener como condición de posibilidad nuestro ser ¿Quién más animará nuestros sueños? ¿Cuál persona le dará calidez a ese anhelo tan incrustado en el corazón? Nosotros y nadie más que nosotros. Esa es una lección sustantiva que la vida tarde o temprano otorga.

La aprobación ajena debe existir, no podemos dudarlo, ya que somos seres del reconocimiento. Sin embargo, ese reconocimiento de los terceros, esa mirada escudriñadora no debe ser lo único que nos sostenga realmente. No, si surge que nazca del deseo; pero nunca de una necesidad que nos agobie, sofoque, en definitiva, que nos esclavice ante un mandato que nos impusimos porque así tiene que ser.

Echemos un vistazo a lo hecho. Hemos surcado caminos tranquilos y derroteros sumamente escabrosos. Ya lo hicimos; es un cúmulo de decisiones petrificadas la vida. Las recordamos como podemos; lo que sí esperamos es estar satisfechos el día de maána por todo lo hecho y no arrepentidos. Siempre deberemos pensar que lo que se hizo resultaba ser la mejor opción en el momento.

Las posibilidades siempre se abren. De hecho, el ser humano es solo una posibilidad que se escoge constantemente; somos náusea o vértigo en un sentido poético y también realista. Una cosa es una roca; siempre será lo que es. En cambio, el hombre no puede proferir semejante apotegma. El hombre es lo que es en la medida en que ya no lo es. Siempre se superará, siempre ratificará o modificará la decisión que es.

La desgracia, aunque nos duela, también es una decisión propia ¿Te sientes miserable? ¿Piensas que estás estancado en el barro de la vida? Bueno, tal vez, lo mejor sea romper esos esquemas y cadenas para cumplir tu sueño. No es que el otro no tenga culpa en tu situación; sino que tú eres vital para salir de aquella; escoger un porvenir un tanto más promisorio.

Ver También   Imágenes con frases positivas para ver la vida más optimistas

Objetivos, cometidos, sueños ¿Qué tienen todos esos vocablos en común? Son realidades anheladas o añoradas; es decir, dispuestas en el pasado prolijamente o en un futuro lejano. El entuerto estriba en que el pasado ya no es y el futuro no es aún !Qué dilema¡ En rigor de verdad, nos sotenemos por nada. No, podemos decir no y ser felices ahora.

La mejor creencia será la que sostengas con tus propias manos y esfuerzo ¿Por qué? Porque justamente cuando desaparezca será tu decisión, por más forzado que estés en lo exhausto o aburrido. Las cuestiones de la vida muchas veces son más simples de lo que las cavilamos; somos seres que complejizan por lo menos lo esencial según Dyer.

¿Por qué no pensar lo imposible? A veces no nos damos cuenta de una gran verdad: si lo imposible pasa por el tamiz de nuestro pensamiento quiere decir que es demasiado posible. Es cuestión de fe, ganas y aprovechamiento máximo de cada una de nuestras energías.

Cree, cree en ti y en la realidad a conquistar. El ser humano es sumamente capaz de construir, transformar; es un arquitecto de realidades por antonomasia. Tú, querido lector, no puedes ser la excepción.

Todo lo que hagas hazlo con amor, ya que este sentimiento te alejará de resentimiento y dolores.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *