Bonitos poemas de amor y amistad cortos para dedicar

El amor es un sentimiento maravilloso, uno que debemos agradecer y disfrutar siempre. Pero las palabras no solo deben estar en prosa, sino también en hermoso verso. Aquí presentamos una selección de bonitos poemas de amor para compartir. 

Los más bonitos poemas de amor cortos

Mi corazón morirá
cuando te marches,
pues solo tú le haces
sentir amor verdadero
en cada instante.

 

Me acuerdo de ese momento,
lleno de felicidad,
ese instante
en el que te conocí
y desde entonces
aprendí a amar.

Te amaré siempre,
nunca te dejaré de lado,
quiero que sepas que ahí estaré,
para lo bueno y para lo malo.

 

Cómo podría sonreír,
cómo podría ser feliz,
si algún día me enterase,
de que no estás enamorada de mí.

Cuando te acercaste a mí,
algo empezó a recorrer mi interior.
Aunque creía que no existía,
me llené de un sentimiento
llamado amor.

 

Arte es el amor,
y por eso mismo,
escribo estos versos
para conquistar tu corazón.

De nadie seré,
sólo de ti.
Hasta que mis huesos
se vuelvan cenizas
y mi corazón
deje de latir.

 

Yo pienso en ti,
tú vives en mi mente,
sola, fija,
sin tregua, a toda hora.

De mí sé poco
y de ti solo sé que
haces magia con solo sonreír
y eso me basta.

 

Dame la mano y danzaremos,
dame la mano y me amarás.
Con una sola flor seremos,
como una flor y nada más.

Porque sin buscarte
te ando encontrando
por todos lados, principalmente,
cuando cierro los ojos.

 

Pienso en ti muy despacio,
como si te dibujara dentro de mí,
y quedaras allí grabado.

Mi alma despertó de nuevo
y otra vez apareciste tú,
como una fugaz visión,
como un genio de sublime belleza.

Ver También   Dedicatorias y frases para una amiga fallecida

 

Yo solo quiero tomar
contigo el primer café
de la mañana,
me basta con eso.
Pero tiene que ser
cada mañana,
durante el resto
de nuestra vida
¿Te apetece?

No me conformo
con un beso,
tu cuerpo y una noche.
Me conformo con tu vida
y te pago con la mía.

 

Alzo la mirada al cielo,
rezo a las estrellas,
les pido que me muestren tu rumbo,
para ir tras tus huellas
y amarte la vida entera.

Eres hermosa,
eres perfecta,
eres tan bella
como una flor.

 

El mejo día de mi vida
fue el día que te conocí,
desde aquel mismo instante
yo me siento muy feliz.

Cada vez que estás cerca
mis ojos te miran con ilusión,
porque para mí tú eres
la más bella canción.

 

Tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada,
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro.

Eres la sangre de mi vida,
que corre por mis venas,
purificando mi alma
y quitándome las penas.

 

No te digo algo bonito,
te digo algo sincero,
mi cariño es infinito
y mi amor es verdadero.

Desde que te conocí
y tú me hablabas,
yo solo te observaba,
porque con tu dulce voz,
de ti me enamoraba.

 

Tus ojos son luceros,
tus labios de terciopelo,
y un amor como el que siento,
es imposible esconderlo.

Sueño cada noche contigo
mi vida se ha vuelto loca
porque me siento feliz
cuando beso tu boca.

 

No se puede comprar tu belleza
con la de una flor,
porque sin duda las rosas
se sentirían celosas de ti,
tú que eres mi gran amor.

Me encantaría formar parte
de las caricias de tu piel,
del aire que respirar,
de poder vivir junto a ti,
el resto de mi vida.

Ver También   Imágenes y Frases para reflexionar sobre el amor

 

De ti solo sé que haces magia,
cuando sonríes,
de mí deberías saber que eso
ya me basta.

Jamás tuve ninguna adicción,
pero fue probar tus labios
y con tanta dulzura enloquecí
por tu corazón.

 

Mi mayor sueño no son las posesiones,
un coche caro ni una mansión.
Mi único sueño es poder conquistar
cada día un trocito de tu corazón.

Si estás conmigo,
siempre te amaré,
pero si me dejas,
jamás te olvidaré.

 

Antes coleccionaba esmeraldas,
la piedra más preciosa,
pero desde que te convertiste en mi amada,
nuestro amor es la fortuna más valiosa.

Cuando miro las estrellas,
les pido que me muestren tus huellas,
para poder seguirte y
confesarte que deseo
desde siempre besarte.

 

Estoy dispuesto a esperar
el tiempo que haga falta.
Me enamoré de ti
y necesito poseer tus ojos,
tu piel, tu cuerpo
y tu alma.

Un beso tuyo me convertiría
en el hombre más feliz del mundo,
sumergirnos en el amor,
formar una familia juntos.

 

Fue verte y pensar que ya no estaba vivo,
porque los ángeles viven en el cielo
y tú eres un ángel, amor mío.

Antes de conocerte,
no tenía esperanzas,
pero desde que me crucé
con tu mirada,
te amaré hasta la muerte.

 

Nunca busques el amor,
pero tampoco le cierres tus puertas,
porque la persona más importante
de tu vida llega
cuando menos te lo esperas.

Conocerte pudo ser
cuestión de suerte
o una simple coincidencia,
pero prefiero interpretarlo
como un regalo de la vida.

 

Te amo con un amor
que ya no puedo dominar.
Te amo con un amor
que solo me llena
de la máxima felicidad.

Amarte es muy sencillo:
me sonríes sin parar
y cuando tú lo haces
la vida para mí
es un auténtico despertar.

Ver También   Imágenes con frases cortas de los mejores pensamientos de Amor

 

Quiero amarte
hasta el último de mis días.
Deseo quererte
hasta que no vuelta a respirar
porque la vida contigo
es un paraíso, sin dudar.

Yo aquí con ganas
de encerrarte en mí,
inestable universo y tú
allá afuera formando
galaxias con tan solo sonreír.

 

Una cosa yo te pido
no sé si me lo darás.
Búscalo en el verso,
escrito lo encontrarás.
Si me das lo que te pido
olvidarme no podrás.

Cuando suenen las campanas,
no preguntes quien murió,
fue mi pobre corazón,
que de ti se enamoró.

 

A mi día le faltas tú
y le sobran los demás.
Sin ti no soy nada,
solo una larga noche eterna.
Cuando llegas amanece
y sale el sol.
Cuando te vas vuelve
la tristeza y la oscuridad.

Te veo en la esperanza
te veo en la lluvia que cae por mí ventana.
Te veo en la luna que alumbra el sendero.
El sendero de mi vida.

 

Quiero tus brazos, en un abrazo,
quiero tus labios, en un beso,
quiero tu pecho, latiendo junto al mío,
quiero un te amo, aquí justo al oído.

Es fácil decirte te amo,
pero difícil sentirlo.
Es fácil decir te olvido,
pero difícil cumplirlo.

 

Un día te explicaré
a besos por qué
me tiembla el alma
cuando tú me miras.

Meses atrás adoraba mi cordura,
pero desde que me enamoré de ti,
se desató en mí
la más hermosa de las locuras.

Rate this post
Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *