Trabalenguas cortos para niños

Se considerará que es materia importante que el niño aprenda a hablar bien. Bueno, en ese sentido, los trabalenguas no solo fomentan la cocentración y la diversión del pequeño, sino que también mejoran su dicción, poniendo siempre el foco en ciertos fonemas. A continuación te dejamos trabalenguas para niños variados.

 

Trabalenguas cortos para niños

  • Lado, ledo, lido, lodo, ludo, decirlo al revés lo dudo. Ludo, lodo, lido, ledo, lado, ¡qué trabajo me ha costado!
  • La sucesión sucesiva de sucesos sucede sucesivamente con la sucesión de tiempo.
  • Si el caracol tuviera cara como tiene el caracol, fuera cara, fuera col, fuera caracol con cara.
  • A Cuesta le cuesta subir la cuesta y en medio de la cuesta ¡va y se acuesta!
  • Compré pocas copas, pocas copas compré, como compré pocas copas, pocas copas pagaré.
  • Toto toma té, tita toma mate y yo me tomo toda mi taza de chocolate.
  • Zorro zorro pide socorro con un gorro.
  • El ajo picó a la col, la col picó al ajo. Ajo, col, caracol, caraco, col, ajo.
  • El cangrejo se quedó perplejo al ver su reflejo en aquel espejo.
  • El perrito de Rita me irrita. Dile a Rita que cambien el perrito por una perrita.
  • Una tortuga tortuta a otra tortuga tuerta que tropieza con la tuerca tras la puerta.
  • Raro es, raro es que estornudes con los pies.
  • Me trajo tres trajes Tajo, tres trajes me trajo Tajo.
  • Como poco coco como, poco coco compro.
  • Mi mamá me mima y yo mimo a mi mamá.
  • Había un perrito debajo de un carro y vino otro perrito para morderle el rabo.
  • El cielo está encapotado, ¿quién lo desencapotará? El desencapotador que lo desencapote buen desencapotador será.
  • Tres tristes trapecitas con tres trapos troceados hacen trampas truculentas, porque suben al trapecio con trapos y no con cuerdas.

Trabalenguas infantiles cortos fáciles

  • Si Sanzón no sazona su salsa con sal, le sale sosa; le sale sosa su salsa a Sanzón si no la sazona con sal.
  • Te quiero porque me quieres, ¿quieres que te quiera más? Te quiero más que me quieres, ¿qué más quieres que te quiera?
  • Buscaba en el bosque Francisco a un vasco bizco tan brusco, que al verlo le dijo un chusco: “¡Qué vasco bisco tan brusco!”
  • ¿Cuánta madera roería un roedor si los roedores royeran madera?
  • El Hipopótamo Hipo está con hipo ¿Quién le quita el hipo al hipopótamo Hipo?
  • Los cojines de la reina, los cajones del sultán ¡Qué cojines! ¿Qué cojones? ¿En qué cajonera van?
  • Tengo una gata ética pelética pedenpenpética, peluda y pelenpentúa.
  • Cuando yo digo Diego, digo, digo y cuando digo, digo, digo, Diego.
  • Cuando cuentes cuentos, cuenta cuántos cuentos cuentas; porque si no cuentas cuántos cuentos cuentas,  nunca sabrás cuántos cuentos sabes contar.
  • La araña se rasca la rana, la rana se rasca la araña. Ni araña araña la rana. Ni rana araña la araña.
  •  El ratón mordió a los ricos la ropa del rey de Roma. La reina enojada arrancó el resto y luego decidió reparar ¡Qué lamento!
  • De vez en cuando se le preguntó cuanto tiempo tiene el tiempo respondiendo a la vez que el tiempo es el tiempo que tiene el tiempo.
  • Los naturistas son naturalmente naturales en la naturaleza.
  • No se debe confundir con el otorrinolaringólogo ornitorrinco ornitorrinco, con el ornitólogo, ornitólogo con otorrinolaringólogo porque ornitorrinco es ornitorrinco, ornitólogo, es un ornitólogo, y es otorrinolaringólogo otorrinolaringólogo.
  • Toco negro, cerdo fresco, cuerpo rizado.
  • Mi dama está melancolizada. ¿Quién la melancolizaría? Necesito de um desmelancolizador. ¿Quién la desmelancolizará? Quien la desmelancolice, buen desmelancolizador será
  • Cubre la cebra su cuerpo, saca su lengua la cobra, come la hierba la cabra. Aunque la cabra cubre a la cobra y la cebra cubre a la cabra, cobra, cabra y cebra comen en la sombra.
  • El cloro no aclara la cara del loro con aro de oro, pero el cloro aclara el aro de oro en la cara del loro.
  • A Justa las golosinas le gustas, pero no le gusta a Justa si por comer golosinas luego la ropa le ajusta.
  • Una vieja tecla, mecla, chiririgorda, sorda y vieja tenía siete hijos teclos, meclos, chiririgordos, sordos y viejos. Si la vieja no hubiera sido tecla, mecla, chiririgorda, sorda y vieja, los hijos no hubieran sido teclos, meclos, chiririgordos, sordos y viejos.
  • Recia la rajada rueda, rueda rugiendo rudamente rauda. Rauda rueda rugiendo rudamente la rajada rueda. ¡Rueda rauda, recia rueda, rauda reciamente rueda! ¡Rueda recia, rauda rueda, rugiente rajada rueda!

 

Trabalenguas dificiles cortos para niños

  • En un Juncal de Junqueira, juncos juntaba Julián. Juntase Juan a juntarlos y juntos juntaron más.
  • Si la bruja desbruja al brujo y el brujo desbruja a la bruja, ni el brujo queda desbrujado ni el brujo desbruja a la bruja.
  • El amor es una locura que nadie cura, pero si la cura la cura es una locura del cura.
  • El cielo está enladrillado, ¿quién lo desenladrillará? El desenladrillador que lo desenladrille, buen desenladrillador será.
  • Pablito clavó un clavito en la calva de un calvito, en la calva de un calvito Pablito clavó un clavito.
  • Quiero y no quiero querer a quien no queriendo quiero.
  • Sombrero de la sombrerería que vendes sombreros a la sombra de la sombrilla en la que tomo la sombra con un sombrero que a ti te sobraría.
  • Parra tenía una perra. Guerra tenía una parra. La perra de Parra subió a la parra de Guerra. Guerra pegó con la porra a la perra de Parra. Y Parra le dijo a Guerra:-¿Por qué ha pegado Guerra con la porra a la perra de Parra?
  • Quiero y no quiero decir, y sin decir diciendo… quiero y no quiero querer, y sin querer te estoy queriendo.
  • El vino vino, pero el vino no vino en vino. El vino vino en vinagre para el vino.
  • María Chucena su choza techaba, cuando un leñador que por allí pasaba le dijo: – María Chuchena, ¿tú techas tu choza, o techas la ajena?
  • Periquito el pantolero se metió en un sombrero, el sombrero era de paja, se metió en una caja, la caja era de cartón, se metió en un cajón, el cajón era de pino, se metió en un pepino, el pepino maduró y periquito se escapó.
  • El que como coco come, poco coco compra. Como yo como poco coco, poco coco compro cuando como.
  • Cuca, cuca, cucaracha. Cuca, cuca, ¿dónde vas? Voy buscando a Nico, nico, a mi amigo Nicolás. Cuca, cuca, cucaracha, en mi casa no entrarás, porque pasas mucho tiempo entre sucia suciedad.
  • na tiene una banana que le regaló una enana, a cambio de una manzana. Ana peló la banana y la enana la manzana. La enana se resbaló y Ana se comió las dos.
  • La hormiga tiene barriga de tanto que traga y traga, y esa hormiga es mi amiga aunque sea una hormiga vaga.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *