Cómo escribir calaveritas literarias (con ejemplos)

Las calaveritas literarias son composiciones en verso típicas o tradicionales de México. Son variadas en cuestión de dimensiones, suelen tener rima y su tono es burlesco, satírico. En las vísperas del Día de los Muertos suelen proliferar las más variadas en sus temáticas, siempre teniendo como eje central la muerte.

A continuación, una vez hecha una pequeña introducción, presentamos cómo escribir calaveritas literarias: paso a paso, ideas y muchos ejemplos para los lectores. 

Pasos para escribir calaveritas literarias

Realizar calaveritas literarias de buena a primeras no suele ser algo sencillo. Se necesita inventiva y originalidad, pero también, por supuesto, respetar ciertos formalismos básicos. Hay un contenido y una forma. A continuación en sencillos pasos explicaremos a nuestros lectores cómo hacer calaveritas literarias propias.

Elegir un Tema

Podemos decir que la gran temática siempre es la muerte, a la cual se la denomina de muchas formas (la huesuda, por ejemplo). Sin embargo, desde ese eje central hay diferentes temáticas secundarias y a estas nos referimos cuando decimos elegir un tema para realizar una calaverita literaria. 

La elección pueden ser los niños, lo cual daría lugar a una calaverita literaria infantil (hablando, por ejemplo, del mundo del colegio), pero también actores, políticos, personas de la familia, maestros y mucho más. Podemos aludir al hecho de que a una persona en específico lo busca la muerte; pero también hablar de acciones o situaciones en donde la muerte participa sin culminar con el fallecimiento de los protagonistas de nuestras temáticas (en este caso sobre todo en las de tipo infantil).

Crear Rimas

No hay una métrica forman en las calaveritas literarias, pero el formato más común son los versos de ocho sílabas. Las estrofas suelen ser de cuatro versos y en otras ocasiones de diez. Por otra parte, las rimas son consonantes. Lo podemos describir de la siguiente manera: A,B,B,A y A,B,A,B. 

Ahora aclararemos que significan esas iniciales. En el primer caso, la última palabra del primer y último verso deben sonar igual o similares, al igual que las del medio. En el segundo caso, el primer y tercer verso deben rimar entre sí, al igual que lo hacen el segundo y cuarto.

Incorporar la Sátira

Las calaveritas literarias tienen un fuerte componente burlesco o satírico. Es decir, en muchas de ellas se exuda una fuerte crítica a una persona, que usualmente se caracteriza con un cierto desarrollo. No es casualidad que en sus orígenes las calaveritas literarias estuvieran vinculadas a la crítica de una figura política o de todo un régimen político.

Ver También   42 Calaveritas literarias para amigos

Pero la sátira, que es una crítica a la hipocresía, la maldad o la falsedad de una persona, no se reduce siempre a figuras famosas como puede ser un político. Un vecino o una vecina históricamente poco apacible son otro ejemplo, un familiar no muy querido, una ex pareja, un profesor malhumorado, una autoridad mala, entre un sinfín de otras figuras.

La sátira se incorpora en el mismo desarrollo de la calaverita: en la descripción de la figura y también en el accionar de La Muerte o La Parca para con ella.

Ideas para temas de calaveritas literarias

Las temáticas para realizar nuestras calaveritas literarias pueden ser muy variadas, más allá que como dijimos siempre La Muerte es la protagonista. A continuación presentamos algunas ideas.

  • De tinte infantil: Estas suelen ser más suaves, por lo que La Muerte se la presenta a veces como animosa, buena y no suele llevarse a un niño, lo cual está terminantemente perdido. Es más que nada parte de las aventuras infantiles.
  • Llenas de amor: Cuando un ser querido se despide de nosotros, sea un ser humano o una hermosa mascota, podemos escribir calaveritas literarias que dejan un poco de lado la sátira, incluso la diversión y ser una bonita expresión de amor. Un recuerdo del ser que ha partido. También, como expresión de cariño, podemos realizar calaveritas literarias que levanten el ánimo a un ser querido.
  • Dirigidas a un famoso: Las calaveritas literarias tienen por protagonistas muchas veces a figuras famosas, por lo que ahí aparece la crítica satírica más fuerte. Un hombre o mujer famosa del mundo del espectáculo, políticos, deportistas, entre muchos otros.
  • Sobre canciones u otros productos artísticos: Las calaveritas literarias pueden hablar de manera satírica sobre canciones, sobre todo las famosas en el momento, y otros productos artísticos en boca. También pueden ser producciones o artistas históricos, como por ejemplo Frida Kahlo, sobre todo para el pueblo mexicano.
  • Sobre una institución: Podemos realizar calaveritas literarias dirigidas a una institución específica, sobre todo para desarrollar una crítica. Un ministerio, un gobierno, una entidad no estatal como una editorial, una empresa o lo que sea. Suelen tener un alto componente burlesco y crítico.

Cómo hacer una calaverita literaria divertida

En la composición literaria que hace a una calaverita literaria es muy importante (aunque no siempre) el humor y la diversión. El humor y la diversión se pueden encontrar en la caracterización del personaje, en la situación en que se ve inmersa, en su historia y por supuesto en el accionar de la misma muerte. 

Ver También   50 Calaveritas literarias para niños

Para hacerlas bien graciosas las calaveritas pueden apelar al dramatismo, a la sátira bien ácida que hace a la hipocresía de una persona, en la imposibilidad de engañar a las muerte y muchos otros ejemplos. La diversión tiene un fuerte componente de inspiración, pero siguiendo los lineamientos anunciados se puede conseguir.

Ejemplos de calaveritas literarias

Calaverita 1

La Catrina con su sombrero de gran gala,
en el Día de los Muertos sale a dar su ala.
Con risa y elegancia, recorre las calles,
llevando consigo historias de antiguas batallas.

Calaverita 2

Mi abuelita en el cielo, con su sonrisa,
en el Día de los Muertos, su alma se desliza.
Sus consejos y cariño siempre recordaré,
en cada altar de ofrendas, su alma honraré.

Calaverita 3
Mi hermano querido, aventurero y valiente,
en esta fecha especial, te siento presente.
Con lágrimas y risas, te recordamos aquí,
en el Día de los Muertos, estás junto a mí.

Calaverita 4

Mi abuela partida, al más allá se fue,
con sus recetas secretas, en el cielo las hará.
Con su risa y su amor, siempre la extrañaré,
en el Día de los Muertos, por su memoria brindaré.

Calaverita 5

Mi tía querida, de risa contagiosa,
ahora en el cielo, baila con mariposas.
Su amor y cariño, nunca se olvidarán,
en esta fecha especial, a su alma brindarán.

Calaverita 6

Mi primo aventurero, valiente y audaz,
en la eternidad, su espíritu perdurará.
En cada travesura, siempre lo recordaré,
en el Día de los Muertos, a su lado esteraré.

Calaverita 7

En el Día de los Muertos,
con alegría y risa, aparece la Catrina,
lista para la brisa. Con su sombrero alto
y su vestido de flores,
nos recuerda que la muerte
también tiene colores.

Calaverita 8

La calaca llegó con su risa traviesa,
en busca de almas, pero sin gran tristeza.
Nos lleva al más allá con un guiño de ojo,
porque en la muerte, todo es un juego loco.

Calaverita 9

En el camposanto, bajo la luna llena,
la Parca y sus huesos danzan con pena.
Pero no teman, que esta noche de encanto,
hasta los difuntos se unen al quebranto.

Ver También   40 Calaveritas literarias para maestros

Calaverita 10

En el altar de ofrendas, con velas y pan,
esperamos a los muertos, alma y clan.
La muerte no es final, solo un nuevo inicio,
en el Día de los Muertos, nada es un suplicio.

Calaverita 11

La Catrina en su busca incansable,
se llevó al político muy insaciable.
Lo encontró mintiendo una vez más,
y con su guadaña, lo hizo callar.

Calaverita 12

La Parca salió en su caza matutina,
buscando al jefe de la oficina.
Lo encontró escondido en su escritorio,
pobre alma en pena se le terminó el jolgorio.

Calaverita 13

La Muerte con su capa y su velo negro,
buscó al banquero sin ningún impedimento.
Lo halló contando dinero sin piedad,
y en sus brazos, lo hizo descansar.

Calaverita 14

En busca de fama, la Catrina se lanzó,
tras el artista que tanto brilló.
Lo encontró en un escenario al final de la función,
y con un aplauso lo despidió.

Calaverita 15

En el Día de los Muertos, un niño se asustó,
al ver a la Catrina, pero ella lo comprendió.
Le dijo: «No temas, soy amiga, no enemiga,
hoy celebramos juntos, ¡sin pena ni fatiga!»

Calaverita 16

La Catrina se quejaba con gran pesar,
que en el más allá no podía descansar.
Decía, «Los difuntos nunca me dejan en paz,
siempre quieren fiestas, ¡otro desmadre más!»

Calaverita 17

Don Político llegó al inframundo sin pena,
y en lugar de fuego y castigo, encontró su cena.
Dijo la Parca, «Tú aquí serás nuestro bufón,
con tus promesas vacías, alegrarás la función».

Calaverita 18

Don Doctor, con su bata blanca y gran prestigio,
llegó al más allá con su maletín y su ego.
La Parca le dijo: «Aquí no hay pacientes ni medicina,
en el eterno reposo, las enfermedades no son rutina».

Calaverita 19

La Catrina con su vestido y su gran sombrero,
llegó al fiestón de difuntos y fue el centro del juego.
Todos bailaron y rieron a su compás,
en el Día de los Muertos los espíritus tienen paz.

Calaverita 20

La Parca llegó con su guadaña afilada,
pero al tropezar, cayó de narices en la nada.
Todos los difuntos soltaron una risotada,
¡la muerte también tiene malas jornadas!

5/5 - (1 voto)
Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *